Tijuana, Baja California Mayo del 2013 

 

Queridos amigos de la Casa del Migrante

                Es para mí un placer escribirles esta carta. Mi nombre es P. Pat Murphy, C.S. y a partir del 1 de mayo 2013 fui nombrado como el nuevo Director de la Casa del Migrante aquí en Tijuana.


                En mi breve tiempo aquí en la Casa he llegado a darme cuenta de que todo lo que somos capaces de hacer es gracias a personas generosas como usted que hacen el esfuerzo para hacer una donación para ayudar a nuestros hermanos migrantes en su momento de mayor necesidad.


                El Centro Scalabrini (Casa del Migrante) es una organización social y religiosa que fue fundada en 1987 para ayudar a los miles de migrantes, los trabajadores indocumentados, y los deportados que caminan por la ciudad todos los días en busca de una vida mejor. La Casa del Migrante ha ofrecido ininterrumpidamente durante 26 años ayuda a más de 220.000 migrantes.


                Nuestro compromiso de servir a los migrantes continúa gracias a los muchos voluntarios y benefactores como ustedes, que nos ayudan día a día de muchas maneras. En nombre de los migrantes y los que trabajan en la Casa del Migrante, le agradezco sinceramente por su apoyo. A causa de personas generosas como usted, es que estamos en condiciones de ofrecer ayuda a 90 - 100 migrantes cada día de la semana, así como proporcionarles un lugar para descansar durante este momento difícil de su vida


                Que Dios siga bendiciendo a usted y a sus seres queridos. Vamos a seguir orando por usted.

Sinceramente suyo en Cristo migrante.

P. Pat Murphy, C.S.

Director

 

 

Descargar Revista

Aniversario Casa del Migrante en Tijuana   

Edición Abril - Junio 07 

_________________________________________________________________

    Con la fundación de la Casa del Migrante en Tijuana el 4 de abril de 1987, los Misioneros de San Carlos (Scalabrinianos) abrieron un nuevo horizonte en su misión con los migrantes: el ministerio de la acogida y hospitalidad en las fronteras del continente americano. Desde entonces la Casa ha recibido a mas de 190,000 migrantes provenientes de México (la gran mayoría), Centroamérica y de otros países latinoamericanos, Asia, África y Europa Oriental. En los últimos 5 años, alrededor del 75% de nuestros huéspedes han sido migrantes deportados de los Estados Unidos. En el año 2009, hemos atendido a 11,524 migrantes.

    La Casa del Migrante en Tijuana recibe migrantes hombres y tiene cupo para 180 personas. La labor de la Casa se desarrolla en cinco niveles:

  • 1. Asistencia humanitaria: alimentación, alojamiento, baño con agua caliente, ropa y calzado, servicio médico básico (primeros auxilios) y bolsa de trabajo.

  • 2. Asistencia psico-social: todos los migrantes que llegan a la Casa frustrados y desesperados encuentran en ella un espacio de seguridad, confianza y apoyo moral. Las dinámicas y pláticas que se ofrecen en la Casa sirven también a este propósito.
  • 3. Asistencia espiritual: los Misioneros Scalabrinianos ofrecen también un espacio para profundizar y practicar la fe en Dios con celebraciones y charlas. Aunque sea una institución católica la Casa del Migrante en Tijuana no discrimina a migrantes que pertenezcan a otra denominación religiosa.

  • 4. Asesoramiento en materia de derechos humanos: se ofrecen pláticas de información y orientación en este campo, se identifican los migrantes cuyos derechos han sido violados y se canalizan a las autoridades correspondientes.

  • 5. Asistencia educativa y concientización: esta labor incluye cuatro elementos:

    • a) la formación de los mismos misioneros y voluntarios que trabajan en la Casa;

    • b) la formación de los mismos migrantes con temas de derechos humanos, autoestima, espiritualidad, educación sexual, etc. como ya mencionamos anteriormente;

    • c) la concientización de la sociedad sobre el fenómeno migratorio y sus consecuencias a través de eventos como la celebración de Día de los Muertos, la Posada Sin Frontera, Vía Crucis del Migrante y la participación a foros y conferencias sobre la migración;

    • d) la oportunidad que se ofrece a grupos de jóvenes estudiantes de Estados Unidos y México, y otros grupos eclesiales o parroquiales de tener una experiencia directa de la labor con los migrantes y de conocimiento de la problemática migratoria y fronteriza. Se aceptan grupos de hasta 20-25 personas.

        La Casa del Migrante en Tijuana se mantiene gracias a:

  •  a) los donativos de organizaciones no gubernamentales, de apoyos federales, estatales y municipales, y sobre todo de la generosidad de personas, familias y comunidades eclesiales que abren sus corazones a las necesidades de los migrantes;

  •  b) el trabajo voluntario de decenas de personas adultas y jóvenes que prestan unas horas de servicio en la Casa, limpiando, cocinando, dando pláticas, conviviendo con los migrantes, etc. Además a través del programa de voluntariado Scalabriniano hay jóvenes, hombres y mujeres, que después de un periodo de formación dedican un año de su vida al servicio de los migrantes en la Casa.

Director: P. Pat Murphy, C.S.

Casa del Migrante en Tijuana, A.C.
Calle Galileo 239 Col. Postal
Tijuana, B.C. 22350
Tel. (664) 382-7685 y (664) 682-5180
Fax (664) 682-6358
E-mail:
sadelmig@yahoo.com

 

DIRECCIÓN EN LOS ESTADOS UNIDOS
Casa del Migrante en Tijuana, A.C.
P.O. Box 430387
San Diego, CA 92143

CONTACTO PARA GRUPOS DE VISITAS A LA CASA
P. Pat Murphy, C.S.

DONACIONES A:
Casa del Migrante en Tijuana A.C.

Cuenta # 3250-2014-7903
Bank of America

 

 

¿POR QUÉ DONAR?


La casa del Migrante en Tijuana A.C. desde su fundación en 1987 hasta la fecha, ha logrado atender más de 200,000 migrantes de bajos recursos económicos.

  • Tus acciones beneficiarán a personas que buscan mejorar sus condiciones de vida y la de sus familiares.
  • Somos una organización transparente y sin fines de lucro.
  • Tu donativo es deducible de impuestos.
  • Tu donativo ayudará a mejorar las condiciones de alojamiento, alimentación, atención médica y psicosocial, de migrantes deportados y en tránsito, en la ciudad de Tijuana.

Te invitamos a ser parte de nuestra misión sumándote a la iniciativa de recaudación de fondos “cargo automático a tu tarjeta de crédito”.
Permítenos conocer tu intención de donar, llenando el formulario anexo y La Casa del Migrante se pondrá en contacto contigo.

Mayores informes:

P. Pat Murphy, C.S.
Director

Calle Galileo No. 239 Col. Postal
Tijuana, B.C.
Tel: (664) 382 7685 y (664) 682 5180

E-mail: sadelmig@yahoo.com
Sitio web: www.migrante.com.mx

 

 

Together for the MIGRANTS

In order to obtain resources that would enable us to continue serving the hundreds of migrants who are deported on daily bases from the US to Tijuana, La Casa del Migrante has initiated a program of collecting cash donation in a more modern, intelligent and convenient way called “Automatic Charge”.

This program aims to allow generous people like you, to make donations in regular bases that are automatically charged to your credit card, with the periodicity and amount tha you’d like to contribute to the cause.
What do you have to be part of this initiative?
Fill out an application which is available from Casa del Migrante via mail or e-mail that includes:

  • Information about yourself, to keep you updated
  • Information on the amount and the periodicity you wish to voluntarily and confidentiality

Why is important to help Casa del Migrante?
Because every day the institution serves an avarege of 120 migrants, who demand hosting services, food, clothing, medical care, etc. Besides the institution must support its operational expenses required to carry on its commitment to the people on the move.
This chart shows an example of average daily cost of the care a migrant requires (US dollar)

SERVICE

COST

Food (2 daily meals)

$5.00

Shelter (room, bed, showers, toiletries)

$3.00

Clothing (good for 3 days)

$7.00

Medical attendance (includes medicines)

$20.00

Total cost per day

$35.00

Take charge of a migrant`s stay in our institution and become a constant donor and sponsor a day or more days of migrants in the institution.

To request the donation form, email us: sadelmig@yahoo.com

Fr. Pat Murphy, C.S.

Or do it via mail:


In the US
Casa del migrante en Tijuana, A.C.
P.O. Box 430387
San Diego, CA
92143-0387

In Tijuana, México
Casa del Migrante en Tijuana, A.C.
Calle Galileo No. 239 Col. Postal
C.P. 22350
Tijuana, B.C.
Tel: 011- 52-664-382-7685 and 011- 52-664-682-5180

 

 

With the foundation of the Casa del Migrante in Tijuana on April 4, 1987, the Scalabrinians (Missionaries of Saint Charles) opened a new door in their mission to serve migrants: a ministry of accommodation and hospitality on the borders of North America. Since its foundation, the Casa has received more than 190,000 migrants, the majority coming from Mexico, as well as Central and Latin America, Asia, Africa, and Eastern Europe. In the past 5 years, approximately 75% of our guests have been migrants deported from the United States. In the year 2009, we attended 11,524 migrants.

The Casa del Migrante in Tijuana receives male migrants and has the capacity to accommodate 180 people. The services the Casa offers can be divided into 5 categories:

  1. Provision of Basic Needs: Food, sleeping accommodations, hot showers, clothing and shoes, basic medical services, and employment opportunities.
  2. Emotional and Moral Support: Our guests arrive at the Casa frustrated and seeking a safe place to stay, familiarity, and moral support. The discussions and activities offered at the Casa also serve towards this end.
  3. Spiritual Aid: The Scalabrinian Missionaries also offer a space to deepen our guests’ faith in God with Masses, other celebrations, and discussions. Although we are a Catholic institution, we do not discriminate against migrants who practice other faiths.
  4. Distribution of Human Rights-Related Materials: We offer discussions and literature regarding human rights, and we work to identify migrants whose rights have been violated and we direct them to the appropriate authorities.
  5. Attention to Education and Awareness-Raising, which includes four elements:
    • A. The training and education of the missionaries and volunteers working in the Casa.
    • B. The education of the migrants who pass through the Casa in themes of human rights, self-esteem, spirituality, sexual education, etc. (as mentioned previously)
    • C. Awareness-raising in the community regarding the phenomenon of migration and its consequences, through events and holidays such as Día de los Muertos (“Day of the Dead”), la Posada Sin Frontera (“Accommodations without Borders”), Vía Crucis del Migrante (Crossing of the Migrant), and participation in forums and lectures about migration.
    • D. Opportunities for group of students (primarily high school-level) from the United States and México, and other church groups, to have direct experience with the Casa, its work, its guests, and migratory and border issues. We accept groups of 20-25 people.

 

The Casa del Migrante in Tijuana functions thanks to:

  1. Donations from non-governmental organizations, federal, state, and municipal aid, and, of course, the generosity of individuals, families, and ecclesiastical groups who open their hearts to the needs of the migrants who seek aid from the Casa.
  2. Individuals who volunteer at the Casa- cleaning, cooking, leading discussions and lecturing, and living with the migrants. Through the Scalabrini volunteer program, we are pleased to have young men and women who, after a period of education and training, devote one year of service to the migrants in the Casa.

Director: P. Pat Murphy, C.S.

Casa del Migrante en Tijuana, A.C.
Calle Galileo 239 Col. Postal
Tijuana, B.C. 22350
Tel. (664) 382-7685 y (664)
682-5180
Fax (664) 682-6358
E-mail:
sadelmig@yahoo.com

 

ADDRESS IN USA
Casa del Migrante en Tijuana, A.C.
P.O. Box 430387
San Diego, CA 92143

CONTACT PERSON FOR GROUPS
P. Pat Murphy

DONATIONS TO:
Casa del Migrante en Tijuana A.C.

Account # 3250-2014-7903
Bank of America

Casa del Migrante or Scalabrini Center

Opportunity to Know the Shelter and the Migrants

 

The Casa del Migrante, or Scalabrini Center, is a shelter for male migrants, 18 years and older, who are on their way to the United States or have been deported.  It was opened in April,1987. Since its inauguration, more then 200,000 people have stayed here.

The Casa del Migrante offers housing for up to 12 days and can shelter up to 180 people. It provides food, housing, showers, personal hygiene products, clothing shoes, medical care, spiritual guidance, job opportunities, and money order and saving services. Furthermore, there are interactive activities that help increase individual self-esteem. Our goal is to create a place where each migrant feels safe. Speakers provide education about human rights, family values, sexual health, HIV, and addictions.
The shelter is largely sustained by donations and volunteer work. Internal volunteers provide house organization, migrant reception, and services of immediate assistance. External volunteers, approximately 45 people, collaborate with the preparation of everyday meals for the migrants.

Moreover, the Casa del Migrante has programs with high schools, universities, and church groups. For example, the Blanket Project does drywall installation in the community. This project was initiated when two children died from the cold of winter five years ago. What began as caring groups handing out blankets in the community has now evolved into a drywall service that helps to keep entire homes warmer during the winter.  And this project benefits both residents and volunteers.  The residents now have warmer homes while in exchange volunteers come to know the families and their stories.  In addition to the Blanket Project, there are other projects such as working with orphanages and nursing homes.  Here the work usually entails painting or delivering donations of cleaning supplies and clothing.   There are also cultural activities like visiting the city museum, which traces Mexican culture from its ancient roots among the Aztecs, Mayans, and others to its present day expressions.  It is possible to tour the Mexico and United States border along the memorial fence to see the numerous crosses that represent migrants who have died trying to cross into the United States of America.  At the Scalabrini Center, there is a talk explaining its mission and the realities of migration, along with a documentary presenting the journey of the migrant. 

The Casa del Migrante has ample space for groups including dormitories, television room, meeting room, and kitchen where the group can prepare its own breakfast.  Staying at the Casa del Migrante gives the person a unique opportunity to interact face to face with the migrant and to listen first hand to their dramatic stories about crossing the desert and their desperate situation where they almost encounter death. This program helps to create awareness about the reality of migration and deportation, its impact on families and on the two societies of Mexico and the United States.

 

The Director of the Scalabrini Center,
Fr. Pat Murphy


 

Dear friends
Regards from Casa del Migrante in Tijuana
Here attached you find our proposal for consciousness-raising commitment to society, on regards the migration reality. These proposals are addressed to college & university students, parish groups, or any group which may be interested in knowing experientially the faces of migration. It is also a way of facilitating real and well-intended interaction with those who are on the move--the migrants.
We kindly ask you to help us promote these activities that not only help groups which are socially-minded to form their own opinion about the situation of the migrants, but also, these programs are ways of helping the migrants and our Institution sustenance.
Casa del Migrante in Tijuana, with 25 years of commitment to the migrants in need, is a non-profit organization founded in Tijuana in April 4 1987 by the Missionaries of Saint Charles (Scalabrinians), in order to assist the migrants who are on their way to the Unites States, or have been deported, and also to those who want to establish their residence in this city. Since that date, we have been able to help more then 200.00 people from all over Mexico, Central America, and other countries.

If interested in any of our programs you will find contact information at the bottom of this e-mail

We will be looking to hearing from you or your groups, if you know somebody interested in having this experience kindly relate this message.

Thanks for your help

Fraternally
Casa del Migrante en Tijuana

 

PROPOSAL FOUR GROUPS VISITING CASA DEL MIGRANTE

 To: All socially-minded groups who want to grow in awareness of the reality and the complexity of the migration phenomenon and want to learn how this reality affects the lives of hundreds of thousands people. To those who want to get involved in social programs where they have the chance to form their own opinion while helping those in need. 
From: Casa del Migrante a 25-year institution committed to help migrants in need in Tijuana, Mexico.
Matter: Casa del Migrante offers the possibility to groups which want to know the reality of the migrants have to go through and wish to help those in need. We´ve got 4 programs to offer.

1

2

3

An afternoon Interacting with migrants

Day(s) of service at
Casa del Migrante as volunteer

Social involvement in community development in poor areas around Tijuana.

 

4

 

Round trip around Tijuana

 

1.   The first Option allows students from colleges and universities, as well as, church groups, youth groups and the like, to have a visit to Casa del Migrante for an afternoon, the visitors will first share dinner with the migrants at 5:00 PM (except Sundays which is at 4:00PM) followed by a talk on  migration awareness given by a Scalabrinian Missionary. It is an experience for those who want to interact informally with the migrants themselves and have limited time.

2.   The Second option seeks to provide a more ample room for interaction and casual mingling; it also allows people who want to help in the normal activities of Casa del Migrante´s routine for a few days. It only involves in-doors activities. Some of the activities are: coordinating services of La Casa, interviewing migrants, facilitating information, and the doing the normal chores of our institution. Interested people will be staying at Casa del Migrante, the upper floor is reserved for the groups, with the possibilities to have room space, good for 20 people, a meeting room, TV room, and a kitchen is provided. It is an experience of volunteering for social service to the migrants who are temporally sheltered at Casa del Migrante, as well as an opportunity to strengthening the services offered in our institution.

3.   The third option is thought to help students, pastoral ministry coordinators, social concern office programs, community service programs and church pastoral programs, to materialize initiatives for the betterment of the less fortunate of Tijuana city. Interested people will be sleeping at Casa del Migrante, have breakfast and go to workplaces where they will be working in their projects during the day. Among those projects we´ve had the Blanket Project which basically does drywall installation in poor communities. This project was initiated when two children died from the cold of winter five years ago. What began as caring groups handing out blankets in the community has now evolved into a drywall service that helps to keep entire homes warmer during the winter.  This project benefits both residents and volunteers.  The residents now have warmer homes while in exchange volunteers come to know the families and their stories.  In addition to the Blanket Project, there are other projects such as working with orphanages and nursing homes.  Here the work usually entails painting or delivering donations of cleaning supplies and clothing.  A van with a driver for transportation is provided.

 

4.   The last option is meant to be an opportunity for those who want to explore the city that has been one the most-visited cities in the world, see the border fence that divides Mexico and the United states, room and shop around the colorful Tijuana. It is an opportunity for those who want to relax, after days of social work. 

Still not sure? Make up yours and plan your time and the opportunities of helping Casa del Migrante, just let us know. Make your visit to Tijuana an opportunity to learn and help those who are on the move.

 

The above briefly-described programs not only help the participants but the migrants themselves and the institution to continue providing the services to those in need. A monetary contribution is expected. If interested you may contact Fr. Pat Murphy CS at sadelmig@yahoo.com for more arrangement information.
The options may vary according to group's dynamics and interests, if interested just email to see how we can work out the best option for your group.   

 

 

 

NOTICIA DE TIJUANA

 

Crece muro en Tijuana
Tijuana  26-02-2008


Photobucket - Video and Image Hosting



 


Actualmente las autoridades migratorias están realmente poniendo en práctica las decisiones del Congreso y del Gobierno Bush de construir más muros y  aumentar estos que ya están construidos.
Todo indica que estos obstáculos que ya fueron construidos no han sido suficientes para detener el flujo migratorio, por esta razón se está implementando el aumento aún más de este muro. Esto se observa en la línea divisoria entre México – EUA, junto al Boulevard Aeropuerto y también en la Avenida Internacional.
Se puede observar que ahora la barda que antes tenía una sección doblada hacia delante de  aproximadamente 90° , ahora lo que se nota es que la barda ha sido modificada; ya no existe la inclinación hacia adelante y al mismo tiempo se nota la altura de la barda a aumentado, llegando a una altura de 5 metros aproximadamente.
Que le espera al migrante
El cruce de forma indocumentada cada vez se torna más difícil y peligroso, prácticamente se queda imposible brincar un muro de 5 metros de altura sin lesionarse. En la Casa del Migrante de Tijuana, hemos recibido a muchos lesionados por el intento del cruce de la actual barda, vemos que en  futuro será más difícil el cruce y con muchos mayores riesgos para los migrantes.
También hemos observado un gran número de maquinaria operado por militares que están aplanando la tierra, posiblemente para construir caminos para la patrulla fronteriza y también con la intención de construir un nuevo muro.

 

Photobucket - Video and Image Hosting
 

 

20th aniversario Casa del Migrante en Tijuana

 

Testimonio de un Migrante

mig

Fotografia: Francisco Mata Rosas

 

Yo soy Ernesto Cuevas de Honduras,y realmente en mi país ganaba muy poco, por eso decidí ir al otro lado. Así que viajé a Guatemala desde Honduras en una camioneta, cuando llegué a Guatemala, me fue medio mal, después de un rato en Guatemala, me crucé a Chiapas, por Comitán, de Comitán con mucho esfuerzo viajé hasta Arriaga, Chiapas. Cuando pasábamos por Mapastepec se subieron unos quince muchachos, creíamos que también eran indocumentados con ganas de ir al otro lado, pero cuando el tren estaba por una zona bien solitaria gritaron que eran de la ¨ Mara Salvatrucha ¨ éstos traían pistolas, cuchillos y nos asaltaron, a mi me quitaron dinero y la poca ropa que traía, pero no me dejé así nada mas, me puse agresivo y que me dan con el cuchillo en el brazo y de todos modos me quitaron todo, me bajé, después cuando me recuperé,  tome un tren que iba para Oaxaca, a Matías Romero, después tomé otro tren que iba a Puebla, cuando por fin llegué a Puebla, tomé otro tren a Ciudad de México y de ahí otro  a Guadalajara, Jalisco.
En Guadalajara, la gente me trató bien, ahí hasta un mapa me regalaron para que yo tomara otro tren para Sinaloa y recuerdo bien Sinaloa porque antes de llegar, un amigo que conocí arriba del tren se quedó dormido y se cayó, porque no se amarró y como veníamos en el techo, todos lo vimos caer, el tren lo arrastró y lo partió por la mitad, pero no quedó muerto, porque lo vimos arrastrarse, vimos todas sus partes regadas, fue muy feo, pero lo peor es que más adelante se cayó otro muchacho y también lo vimos, pero ese si se murió casi al instante, también lo partió el tren por la mitad, recordarlo me da escalofríos.

Cuando el tren se paró en un pueblo cuando estaba en camino a Mexicali, Baja California, me bajé para pedir comida en una casa, porque en todo el tramo que recorrimos de Guadalajara a Sinaloa, la Organización Cáritas deja en la orilla del tren comida y agua y los que viajamos lo tomamos para repartirlo, pero en ese tramo no dejaron, así que me bajé para pedir comida, porque ya tenía muchísima hambre, caminé como cincuenta metros y no me di cuenta que el tren se estaba moviendo porque siempre pita antes de arrancar, pero esta vez no pitó, así que agarré la comida que pude la metí en mi bolsa y corrí para alcanzarlo, pero al tomar el tren me caí y el tren me arrastró por un gran tramo, yo no podía pararme, la fuerza es mucha, aparte que tenía en la mente a los compañeros que murieron, pero por fin me pude levantar y me logré subir.

Por fin llegué a Mexicali y como todos, no sabía para donde ir, llegó la noche y yo caminando por la calle,  me tocó dormir ahí, así que me aguanté un frío tremendo, dormí bajo un árbol y tenía mucha hambre y cuando menos me lo esperaba, se apareció la policía, pero menos mal la policía de Mexicali, no es como la de acá (Tijuana), me preguntaron mi nombre y a donde iba, yo les dije mi nombre y que quería cruzar para el    ¨ otro lado ¨ pero que acababa de llegar y no tenia donde dormir, ellos me dijeron si quería ir a un albergue y pues claro, me subí a la patrulla y me llevaron a un albergue, el    ¨Albergue Betania ¨ ahí me quedé tres días, conseguí trabajo y me recuperé un poco.

En el albergue Betania conocí a unos chamacos que me dijeron que me fuera por San Luís Río Colorado, Sonora, está muy cerca de Mexicali, así que me fui por ese rumbo, y si, fue muy fácil cruzar por ahí, caminé poco y llegué a una estación de trenes y esperé como tres horas y pasó un tren cargado de carros y me subí, todavía me acomodé en un carro bien cómodo, como dos horas después, en un cruce donde hay una especie de semáforos, nos tocó el rojo y el tren se paró y porque estaba, para mi mala suerte, ¨ migra gringa  ¨. Me vieron, me bajaron y  me echaron por Mexicali, así que me regresé al Albergue Betania.

Me quedé otros días hasta que unos compañeros mexicanos me animaron a regresar por San Luís Río Colorado, lo intentamos otra vez y salió bien, pero no sé de donde apareció la patrulla fronteriza y nos correteó, pero nos escapamos y nos escondimos en unos árboles bien frondosos, nos subimos y nos quedamos quietos un rato largo, más tarde llegó un señor en un carro, parecía un taxi, nos vió y nos preguntó riendose que hacíamos ahí escondidos arriba del árbol, le dijimos que escondiéndonos de la ¨ migra ¨, le dijimos por que parecía mexicano, nos dijo que bajáramos que ya no había nada y que él nos llevaba cerca de Coachella, California, donde podíamos tomar un tren que pasaba a un lado del pueblo.
Mis dos compañeros mexicanos y yo nos subimos al tren que nos había dicho el señor del taxi, fue muy fácil, pero estando arriba, nos dimos cuenta que los vagones traían cajas grandes con candados y que buscamos un tubo y rompimos un candado y nos metimos a las cajas, estaban llenas de bolitas de plástico, no sé para que son pero estaban llenas de estas bolitas, más adelante sentimos que el tren se paró y escuchamos que abrieron la puerta de vagón, pero sin duda se dieron cuenta que estábamos ahí por que era la única caja que tenía el candado roto, y si, abrieron nuestra caja y nos hablaron, pero solo sacaron a mis dos compañeros y a mi no me vieron y me quedé ahí quieto, pero oí cuando cerraron por fuera y con otro candado, por un rato me entró la desesperación y hasta más calor me dió, me llené de miedo y comencé a gritar para que me oyeran los ¨ migras ¨ , tal vez así se siente antes de asfixiarse, los ¨ migras ¨  abrieron otra vez  y me vieron, uno de ellos me preguntó ¿acaso te quieres morir ahogado?  Yo solo le di las gracias porque realmente no quiero morir aún.

Nos deportaron otra vez por Mexicali, y comentamos otra vez con estos muchachos que por dónde seria bueno pasar y acordamos intentarle por Algodones, y le brincamos por ahí, pero el calor por ahí es bien duro, porque es desierto, así que yo caminé solo como quinientos metros, me di cuenta que ni agua traía y que el camino era largo y mejor me regresé para el lado mexicano, me fui a Mexicali, ahí trabajé con una señora, Doña Paula, ella me ayudó mucho, hasta que un día le dije que le intentaría por este lado (Tijuana), así que cuando llegué aquí a Tijuana, me fui a Playas, esperé la noche y traté de cruzar, caminé unos mil quinientos metros, pero había mucha niebla y me servía para que no me vieran, pero yo tampoco veía nada, así que mejor me regresé otra vez a este lado mexicano.

Por la mañana en playas, vi que había un ¨ gringo ¨ que me llamaba, pero me dije, yo po rqué le voy hacer caso a este  ¨ gringo ¨ pero me dió curiosidad que estaban pegando unas figuras de muertos (Refiriéndose al cartel de protesta de Coalición pro defensa del migrante, en la que se pegaron siluetas de personas tratando de cruzar el muro) además las estaban filmando los de la tele, así que me acerqué y resulta que el ¨ gringo ¨ no era   ¨ gringo ¨ era el Padre de esta casa (Padre Luiz Kendzierski, director de la casa del migrante en Tijuana) entonces se acercó una mujer con un sombrero, que me dijo que era de Guatemala (Claudia Smith) me preguntaron que de dónde era y a dónde iba, y les contesté que a Estados Unidos y que con esas figuras de muertos no me iban a espantar, pero me explicaron que ellos apoyaban a los migrantes, me dieron una revista y bueno entendí que están de nuestro lado, así es como llegué aquí (Casa del Migrante en Tijuana).

Me da gusto que existan casas como ésta que te apoyan en tu peor momento, porque en la calle hay gente que nunca ha sufrido y cuando le pides ayuda, hay ocasiones en que te avientan la puerta en la cara, por ahora si no logro cruzar a ¨ el otro lado ¨ me pienso ir a Ensenada, Baja California, porque sé algo de pesca y ahí es puerto. Bueno, pues esa es mi historia.

COMUNICADO DE PRENSA

"Al forastero lo amarás como a ti mismo" Lev. 19:33-34

A los medios de comunicación:
Las Casas del Migrante nacen de la decisión fundamental de responder a la necesidad de miles de migrantes de están en búsqueda de una vida digna. Con esto se pretende abrazar los preceptos bíblicos que hablan de humanización y solidaridad. Sintiéndonos concientes y avergonzados por la situación de dolor y sufrimiento; y queriendo ser compasivos con la realidad y la persona del migrante que esta enfrentando situaciones de abusos, atropellos, victima de un sistema discriminatorio que lo excluye de un estado de derecho, queremos hacer el siguiente pronunciamiento, cuya finalidad es dar a conocer la identidad y el trabajo pastoral al servicio de miles de migrantes que representan uno de los signos mas dramáticos de los tiempos actuales:

Inspirados por la Palabra de Dios en la imagen del buen samaritano, hacemos nuestra voz de los Obispos latinoamericanos reunidos en el Santuario de Aparecida, Brasil, que proclamaron: “Entre las tareas de la iglesia a favor de los migrantes esta indudablemente la denuncia profética de los atropellos que sufren frecuentemente, como también el esfuerzo por incidir, junto a los organismos de la sociedad civil, en los gobiernos de los países, para lograr una política migratoria que tenga en cuenta los derechos de las personas en movilidad. Debe tener presente también a los desplazados por causas de la violencia. En los países azotados por la violencia, se requiere la acción pastoral para acompañar a las victimas”… (Numero 443).

NUESTRO QUEHACER

La respuesta ha sido y sigue siendo inmediata, ofreciendo servicios de asistencia básica en forma totalmente gratuita y desinteresada de manera integral, promoviendo los derechos de la persona migrante. Durante estos años hemos continuado una tradición de servicio, de acogida, de escucha, siendo testimonio de la Iglesia y la sociedad Civil de autentico amor evangélico, sin distinción de nacionalidad, raza, cultura, religión, entre otros.

Nuestras Casas son polo y modelo de actuación social para instituciones y organismos de la sociedad civil a nivel nacional e internacional. Reafirmamos nuestro ejercicio desde la perspectiva de los derechos humanos, rechazando proféticamente toda actitud de exclusión, criminalización y penalización del migrante así como de nuestros agentes de la Pastoral de Migrantes que colaboran en nuestras Casas. Reconocemos en todo migrante los valores culturales, religiosos y humanos.

CASA DEL MIGRANTE LUGAR DE ENCUENTRO
Las Casas del Migrante son una experiencia de encuentro para las personas que buscan vivir en el servicio un encuentro consigo mismo, con el otro, con Dios, en una palabra, con el marginado, nuevo rostro del crucificado y resucitado.

La Casa del Migrante robustece su autoridad moral por el permanentemente servicio, realizado con transparencia, honestidad y justicia, que la posiciona como interlocutora incuestionable ante las autoridades a fin de generar nuevas prácticas e iniciativas de leyes migratorias más justas para la situación actual de la migración.

La Casa del Migrante siempre se ha preocupado por ofrecer formación humana y religiosa a distintos niveles, a instituciones o personas que participan en el servicio y atención a las personas migrantes: servidores, voluntarios, bienhechores, académicos y otros. Este tipo de formación es a través de la experiencia del encuentro y del estudio, creando una sensibilización en la ciudadanía, la iglesia y las instituciones académicas.

CASA DEL MIGRANTE: PERFIL Y CARACTERISTICAS

La Casa del Migrante es una institución cuya finalidad es albergar y ofrecer servicios gratuitos a migrantes en transito. Apoyados por la solidaridad y generosidad del pueblo, hemos podido ofrecer los servicios de: Alberge temporal, alimentación, ropa, artículos de aseo personal, atención a la salud, apoyo emocional, accesoria jurídica, espiritual y humana, promoción y defensa de los derechos humanos, área de Trabajo Social, posibilidad laboral, platicas de orientación y formación así como comunicación con sus familias.

Las Casas del Migrante tenemos un solo camino, identidad y  voz.

Casa del Migrante en Tijuana, A.C., Instituto Madre Asunta, A.C., Centro de Atención al Migrante Exodus en Agua Prieta, Sonora, Centro de Atención al Migrante y Necesitado en Altar, Sonora, Casa el Migrante en Juárez, A.C., Casa del Migrante Nazareth, A.C. en Nuevo Laredo, Tamaulipas, Alberge del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe, A.C. en Reynosa, Tamaulipas, Casa del Migrante San Juan Diego y San Francisco de Asis, A.C., en matamoros, Tamaulipas, Centro del Refugio de Migrantes de la Capilla Cristo Resucitado, en Tampico, Tamaulipas, Casa de la Caridad Cristiana en San Luis Potosí, S.L.P, Frontera con Justicia, A.C. en Saltillo, Coahuila, Alberge Decanal Guadalupano en Tierra Blanca, Veracruz, Casa del Forastero Monseñor Guillermo Ranzahuer en Acuyacan, Veracruz, Hogar de la Misericordia en Arriaga Chiapas, Hermanos en el Camino en Ixtepec Oaxaca, Casa del Buen Samaritano en Oaxaca Oax., Casa el Forastero Santa Martha en Monterrey Nuevo León.
                                           


Celebracion Eucaristica VII Taller Nacional de Formación para Agentes de Pastoral Migratoria. Tijuana B.C.
 

Septiembre 13, 2007