}

 













 

 

Casa del Migrante en Ciudad Guatemala

Photobucket - Video and Image HostingPhotobucket - Video and Image Hosting

 

Descargar Revista 

Revista SIN FRONTERAS 28

Edición Abril - Junio 07

Descargar Revista 

Revista SIN FRONTERAS 27

Edición Abril - Junio 07

Descargar Revista 

Revista SIN FRONTERAS 26

Edición Abril - Junio 07

Descargar Revista 

Revista SIN FRONTERAS 25

Edición Abril - Junio 07

Descargar Revista 

Revista SIN FRONTERAS 24

Edición Abril - Junio 07

Descargar Revista 

Revista SIN FRONTERAS 23

Edición Abril - Junio 07 

Descargar Revista 

Revista SIN FRONTERAS 22

Edición Abril - Junio 07

Descargar Revista 

Revista SIN FRONTERAS 21

Edición Abril - Junio 07

Descargar Revista 

Revista SIN FRONTERAS 20

Edición Abril - Junio 07 

 

Photobucket - Video and Image HostingPhotobucket - Video and Image Hosting

 

Escuchar Testimonio

 

LOS RIELES DE LA MIGRACIÓN

     La historia de la Estación de Milán, Italia, en el tiempo de Scalabrini y la realidad que vivimos hoy en Centroamérica, es muy similar y dramática. La historia de las migraciones sigue siendo construida en los rieles del tren, entre el deseo de vivir y el temor de la muerte. El escenario cambia de época, de color, de espacio geográfico y de horarios. Sin embargo, los migrantes se desdoblan para subir  en el tren de la historia, para realizar  los sueños que les fue negado desde el nacimiento.

     Los sueños y las utopías de los migrantes se quedan en las veredas y fronteras de los caminos inhóspitos de la travesía. Migrantes desterrados en todas las partes del planeta,  por  las leyes injustas y  los mercados que levantan muros para proteger el becerro de oro, anulando el embrión hacia un socialismo nuevo, sin fronteras. Infelizmente, los gobiernos han transformado los lindos sueños de los migrantes en cenizas, para defender los intereses de un sistema perverso e inhumano. El mercado financiero, especulativo y liberal ha hecho trizas de la dignidad y de los derechos humanos de las personas en movilidad. El corazón utópico de los migrantes está roto, está herido y está en duelo. ¿Qué podemos hacer? ¿Con qué y con quines contamos? ¿Dónde están los hij@s ausentes de nuestra querida América Central? ¿Cómo los recordamos?

     Los profetas de ayer y los de hoy, jamás se callaron  y tampoco pondrán callarse ante la violencia, la discriminación y la xenofobia. Sólo callaran su voz cuando la paz renacerá en el horizonte utópico de la nueva historia, tan soñada. Habrá paz, sólo cuando los muros ideológicos y físicos de la vergüenza, serán destruidos totalmente. Entonces, en este día sí habrá paz, armonía y convivencia pacifica entre todas las naciones del mundo.

Pbro. Mauro Verzeletti, cs
Secretario Adjunto de la Pastoral de movilidad Humana -CEG

 

 

LA DEMOCRACIA Y FRONTERA POLÍTICA

     Las fronteras  pueden  ayudar a repensar el concepto de democracia en una era globalizada, que amplia la brecha de las desigualdades entre naciones y pueblos. Históricamente el concepto de democracia mantenía sus bases en la dimensión ético-cultural. Era esencialmente la democracia entre iguales, en donde el valor supremo de la dignidad humana se anteponía a la explotación y dominación.

      A partir del momento que se erigen las fronteras verticales, la dimensión política de la democracia se desestabiliza, creando obstáculos al desarrollo, a la integración cultural y social. Entonces, las  medidas unilaterales entran a formar parte del escenario internacional en el combate a las migraciones forzadas. Dichas medidas políticas adoptadas en términos migratorios se tejen bajo el ropaje de control de los flujos migratorios. Esto ha restado importancia el hecho de que la auto afirmación  soberana de las naciones, contradicen los principios éticos de las normativas internacionales en materia de derechos humanos y el concepto de soberanía que se marcan en ellas.

     Para mejor entender la frontera política de la democracia en el ámbito de las migraciones, hay que hacer la distinción entre la frontera geográfica y la política. La geográfica tiene que ver con la documentación, el alojamiento, la alimentación, la asistencia personal, laboral y psicológica. El migrante hambriento y con frío no puede quedarse en la calle, hay que proveerle una patria  temporal en el país de tránsito. En la frontera política, normalmente se busca la Asesorìa Jurídica, colaboración de las autoridades,  consulados y  embajadas, incidencia en la elaboración de leyes migratorias, para la atención integral de la persona migrante en materia de derechos. En las dos fronteras, las tareas son distintas, pero se complementan para atender las necesidades básicas de la población migrante.

Pbro. Mauro Verzeletti, as
Secretario Adjunto de la Pastoral de Movilidad Humana

 

 

MIGRACIONES Y CONGRESO DE LA REPÚBLICA

Agosto 2008


La indignación  ética es la única reacción digna frente a las barbaridades de la gran mayoría de los congresistas guatemaltecos. Estamos indignados con la corrupción que existente al interno del legislativo. Congresistas desvergonzados: no tienen ninguna vergüenza de la pobreza y del hambre de nuestro pueblo.
Lo que nos aterroriza es la total falta de ética de los "representantes" del pueblo.  Mientras miles de guatemaltecos son forzados a migrar en la búsqueda de oportunidades; donde sus derechos son violados, sueños encarcelados y deportados; sin embargo, los congresistas siguen planificando la corrupción e impunidad. Dan al pueblo una muestra de total falta de ética.  Nuestros congresistas no aman el pueblo, no tienen vergüenza de las bases populares empobrecidas, insignificantes, migrantes desprotegidos. Los migrantes y sus familiares son importantes solamente en las contiendas electorales.
¿Quién no se indigna y siente vergüenza de tener representantes de esta clase? Cito las palabras del profeta Amós, que entró corte adentro denunciando las sinvergüenzadas de los poderosos. Denunció en nombre de Dios: "odio y desprecio las fiestas de ustedes y no me gustan sus reuniones; ustedes transformaron el derecho y el fruto de la justicia en veneno y detestan al que testifica con verdad"(capítulo 2 y 6).
 Los diputados perdieron el sentido de la realidad. El mundo virtual del congreso corrompió sus mentes, y están divorciados de la penosa lucha del pueblo migrante.
El congreso representa la ciudadanía, la transparencia en el cuidado del bien público. Los ciudadanos, tenemos el derecho de esperar que nuestros representantes sean honestos, y no los nieguen con sus prácticas "sinvergüenzas de corrupción".
El Congreso no es sólo instancia delegada del poder popular, ni gerencia burocrática del bien común. Es una instancia esencialmente ética. Representa los valores de la ciudadanía, de la transparencia en el cuidado de los bienes públicos. Los ciudadanos, tenemos el derecho de esperar que nuestros representantes vivan esos valores y no los nieguen con sus prácticas "sinvergüenzas". Gracias a Dios, que existen todavía algunos parlamentarios del más alto nivel ético que confieren dignidad a su función y que no pierden la esperanza.


Pbro. Mauro Verzeletti, cs
Secretario Adjunto de la Pastoral de Movilidad Humana-CEG

 

 

                         MIGRANTES, HIJOS HUÉRFANOS DE LOS ESTADOS DE ORIGEN Y DESTINO


Los Estados han logrado destruir el sentido de la fraternidad social  en el mundo de las migraciones, y han creado un ambiente de desconfianza y hostilidad hacia la población migrantes. Lo más lastimoso es el escándalo de las redadas, detenciones irregulares y la orfandad a causa de las deportaciones masivas. Es inconcebible  que los Estados trabajen de manos dadas al lado de los que promueven leyes opresoras; y asista pasivamente la  persecución indiscriminada que se ha desatado en contra de los migrantes. Infelizmente, muchos Estados no pueden enemistarse de las políticas de los países poderosos.
¿Cómo consolar a los migrantes huérfanos de los Estados por las malas políticas? ¿Con qué ética los gobiernos pueden  pedir a los migrantes que sigan confiando en sus políticas? La primera tarea de los Estados democráticos soberanos, si todavía existen en esta era globalizada, deberían realizar un gesto profético y oponerse rotundamente a la opresión ejercida en contra los ciudadanos del mundo. Y yo, por mi parte, diría: lo primero que hay que hacer es condenar aquellas actitudes de gobiernos que califican a los migrantes de terroristas o delincuentes –por más que algunos gobiernos o grupos tengan horror al migrante –, los migrantes requieren acciones concretas de los Estados de origen, no discursos.   
¿Cuál debería ser el camino de los gobiernos que profesan un credo religioso? El camino es el Reino de Dios anunciado por el Jesús migrante. Es la utopía de un mundo que tiene un fin bueno, en el que se concretarán los ideales y los sueños inherentes a las personas que derrumban los muros fronterizos: y que construyen la justicia y el derecho, y la vida sin fin, el verdadero hogar-patria-mundo de los migrantes. Dentro del Reino sin fronteras están, en primer lugar los migrantes y sus aliados, todos los que son sensibles a los nuevos huérfanos de las políticas de los Estados, y que hoy están encarcelados y privados de libertad. Luego viene la fe, la esperanza y el amor, virtudes que todo ser humano. Por fin, la comunidad del otro mundo posible, que son los que creen en Jesús. Ojalà, que llegue el día tan soñado, donde  las políticas de Estado sean equitativas y justas; así no habrán migrantes tristes, ni huérfanos.
Pbro. Mauro Verzeletti, cs


Secretario  Adjunto de la Pastoral de Movilidad Humana-CEG

 

 

 

¿CUÁL SERÁ EL PRÓXIMO PASO DE LOS GOBIERNOS EN MATERIA DE MIGRACIONES?


La situación actual que atraviesan los migrantes nos hace pensar seriamente en la prepotencia de los gobiernos y de sus políticas internacionales. El proceso de globalización ha consolidado la aldea global. Sin embargo, los derechos humanos, la dignidad y el derecho a migrar no son partes de la aldea globalizada. Las migraciones constituyen las naciones del mundo y están presentes en todos los continentes del mundo. Viven bajo la zozobra de las restricciones migratorias, intentando sobrevivir de las amenazas cotidianas del sistema migratorio xenofobico, racista y discriminatorio.
La pregunta que nos planteamos diariamente en la pastoral migratoria es: ¿cuál será el próximo ataque de los gobiernos en contra de los migrantes?, ¿de dónde podrá venir? Pero eso es muy complejo porque el paradigma actual  de las migraciones, está asentado sobre el poder-dominación de las naciones ricas que controlan el capital mundial y transnacional y excluyen categóricamente el potencial los seres humanos por las medidas migratorias. No debemos olvidar que los países ricos han creado la máquina de muerte de los pobres a través de las deportaciones masivas. Ese camino persecución a los migrantes parece apenas haber sido iniciado. Los gobiernos deben de construir el capital humano espiritual, pero no deben de seguir favoreciendo el poder económico de los que explotan el capital humano. La fuerza espiritual del migrantes es ilimitada, inagotable. Para el migrante el amor, la compasión, el cuidado, la creatividad, son realidades que configuran la espiritualidad de la solidaridad sin fronteras.
Creo que la actual crisis mundial  que viven los migrantes, nos abre la posibilidad de un paso nuevo, rumbo a una nueva organización de los sectores sociales involucrados en el tema migratorio en la elaboración de propuestas de políticas migratorias acorde con la realidad. El Mesias Jesús, el Beato Juan Bautista Scalabrini, el Profeta Gandhi y maestros del pasado y del presente  ya habrían  anticipado el drama de la humanidad.


Pbro. Mauro Verzeletti, cs

 

 

Descargar Pronunciamiento Final Migraciones Parlacen

UN DIOS QUE LLORA EN LOS DEPORTADOS


                Las imágenes que asistimos en los procesos de deportación demuestran la    crueldad de las políticas migratorias implementadas por los gobiernos. En cada migrante regresado está presente el rostro de  Dios maltratado, golpeado desde el nacimiento. El Dios de los migrantes es sencillo, humilde y lleno de compasión.
La Biblia narra la historia de las migraciones y que se han conformado a través de los constantes movimientos migratorios, tanto en el Antiguo Testamento y como en el Nuevo Testamento. El Dios de los peregrinos siempre caminó a la par de los más pequeños y excluidos de la historia.
Pero hay otra imagen, presente en la historia de los migrantes deportados y en la tradición bíblica: es el Dios que se hace niño, que no tiene leyes para reprimir y oprimir; un Dios que llora ante el sufrimiento humano, que siente pavor de las injustitas cometidas en contra de los migrantes, y que  gritan en la cruz de las deportaciones impuesta. El Dios de los migrantes sufre con los migrantes que sufren. Es un Dios que llora por la crueldad de las políticas migratorias de México, Estados Unidos y la Unión Europea. Hoy la sangre de Cristo sigue siendo derramada en los migrantes crucificados por las deportaciones, sin la posibilidad de soñar por un futuro mejor.
Ante tanto dolor humano pregunto: ¿Cuántos políticos o gobernantes del mundo profesan algún tipo de credo religioso? Quizás, la gran mayoría de los que están en el poder de las naciones profesan la fe en Jesús. Creen en el amor de Cristo, anuncian el amor de Cristo, pero son crueles con el migrante indocumentado. ¿Cómo pueden amar y adorar a Cristo, si rechazan y discriminan al migrantes pobre y necesitado?
En la tradición bíblica Dios es misericordia. Misericordia significa sentir amor en profundidad, muy dentro del corazón. El Salmo 103 afirma que «Dios tiene compasión, es clemente y rico en misericordia; no está siempre acusando ni guarda rencor perpetuo. Como un padre siente compasión por sus hijos, porque conoce nuestra naturaleza y se acuerda de que somos polvo; su misericordia es desde siempre y para siempre». ¿Habrá palabras más consoladoras que éstas en estos  tiempos malos que viven los migrantes en todo el mundo? Ojala, que un día los gobiernos del mundo dejen de ser rencorosos con los migrantes. Que nuestros gobernantes comprendan que las migraciones son el resultado de sus malas políticas internacionales. Amar al Señor es hacer justicia con el migrante.

Pbro. Mauro Verzeletti, cs
Secretario Adjunto de la Pastoral de Movilidad Humana-CEG

__________________________________________________________________________________________  

Nacionales
Lunes, 07 de Julio de 2008 Se sumarán a los 13 mil repatriados este año
Vienen ocho vuelos con deportados guatemaltecos

Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

Las reformas integrales no serán conocidas este año por el Congreso de los Estados Unidos, indicó el Embajador de ese país, James Derham.
El trabajo en Migración no termina. Los encargados de recibir a los guatemaltecos deportados tienen para esta semana que recibir al menos ocho vuelos, con una cifra indeterminada de pasajeros. El primero arribó esta tarde; el miércoles arribarán dos, al igual que el jueves y por último el viernes serán tres los vuelos cuya procedencia se desconoce.
En lo que va del año el país ha recibido a 13 mil 123 chapines en 157 vuelos.



SIEMPRE VUELVEN

A pesar del sentimiento de frustración que sienten quienes descienden de esos aviones, un porcentaje elevado siempre intenta retornar al norte, esto según el sacerdote Mauro Verzeletti, de la Pastoral de Movilidad Humana. El religioso atiende en la Casa del Migrante a número cada vez más grande de guatemaltecos que ante la incapacidad de viajar a sus pueblos buscan un refugio temporal.
Datos que maneja la Mesa Nacional para las Migraciones, Menamig, indican que fue a partir del 2006 que la cifra de deportados comenzó a subir de manera desproporcionada. En el 2004 se registraron 7 mil, 11 mil en el 2005 y el dato llegó a 18 mil 377 en el 2006, similar a la que cerró el año pasado. En el juego de las estadísticas, los números reflejan lo que han temido y reclamado las organizaciones defensoras de los derechos migrantes: la política de EE.UU. en lugar de flexibilizarse se ha endurecido. Y, de acuerdo con el embajador de ese país en Guatemala, James Dirham, en declaraciones a Emisoras Unidas esta mañana, será responsabilidad del siguiente gobierno quien decida si las reformas para un mejor tratamiento del tema sean aprobadas o no.
"Es un tema sensible. La reforma integral no pasará este año y será responsabilidad del nuevo presidente", aseguró el diplomático.


DELITO

Entre los deportados hay de todo. Algunos tenían varios meses recluidos en centros de detención especial para migrantes, otros recién fueron capturados cruzando las fronteras, hay también algunos que han purgado penas por diversos delitos en las cárceles de ese país.
Sin embargo, un porcentaje no determinado, pero manejado por las organizaciones sociales, es que el mayor número son detenidos por carecer de documentos que respalden su estadía legal en ese país.

ACUMULADO
Este año ha sido negro para los migrantes. Falta de trabajo por la recesión económica y la amenaza de deportación por los patrullajes son sus peores enemigos. En lo que va del 2008 han sido deportados 13 mil 123 guatemaltecos en 157 vuelos, todos procedentes de Estados Unidos.


Fuente: Dirección General de Migración

 

LA DRAMÁTICA SITUACIÓN DE LOS MIGRANTES

“He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, he oído sus quejas contra los opresores, me he fijado en sus sufrimientos. Y he bajado a liberarlos de los egipcios, a sacarlos de esta tierra para llevarlo a una tierra fértil y espaciosa, tierra que mana leche y miel…” (Éx. 3, 7-8)

El clamor de los indocumentados interpela nuestros  oídos, ojos y  corazón. Compartimos con ellos sus esperanzas, dramas y lágrimas, penas y sufrimientos, el dolor del fracaso y de la exclusión, el sueño por una patria que les dé pan y libertad, estamos siendo interpelados por el Cristo Migrante encarcelado, maltratado por las leyes antiemigrantes, "para que también ustedes estén en comunión con nosotros" (I Juan 1, 3).

Migrantes caminantes y emprendedores de nuevos sueños, chocando con muros y fronteras, con discriminación y rechazo. Sin embargo, hoy hemos llegado al más alto nivel de la globalización, que se presenta a nuestros ojos como la tabla de salvación de los problemas mundiales, pero  no ha logrado  dar respuestas a las aspiraciones fundamentales del ser humano. En la experiencia del destierro, en las tiendas plantadas en el desierto a veces en tierra quemada por la ley y el acoso, nos impulsa a escuchar el clamor de los emigrantes despojados de nombre, derechos y dignidad.

     Ante las acciones y decisiones recientes tomadas por la Comunidad Europea y por los Estados Unidos de América contra los inmigrantes, la Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia  Episcopal de Guatemala,  externa su pesar y preocupación, y a la opinión pública Nacional e Internacional:
COMUNICA:

  1. Queremos expresar nuestra solidaridad, apoyo moral y espiritual a todos aquellos migrantes que sufren en estos momentos las persecuciones, redadas y deportaciones en Estados Unidos de América. Asimismo, quienes con desesperanza están a las puertas de sufrir leyes y políticas xenófobas y violatorias a Derechos Humanos Fundamentales en la Unión Europea; política hostil e incoherente como la implementada en Estados Unidos de América.

 

  1. Como Iglesia, nos preocupan tales hechos padecidos por la comunidad inmigrante en dichas naciones, las cuales han optado por disposiciones represivas e incriminatorias contra miles de indocumentados que en la clandestinidad aportan a la economía de los países de origen y destino.
  1.  Rechazamos las redadas y deportaciones masivas de guatemaltecos provenientes de Estados Unidos y México. Dichas actitudes de hostilidad y persecución no solucionan en nada la problemática migratoria, son acciones contraproducentes e inhumanas.
  1. Consideramos que urgen medidas gubernamentales necesarias para la reinserción de los trabajadores deportados. Se requiere un programa verdadero de Recepción, Atención e Integración Social y Laboral de los Guatemaltecos deportados. Hasta ahora las acciones del gobierno no garantizan una estancia digna en nuestro país  de los  deportados. Dada la situación económica, política y social, muchos se ven obligados a intentar regresar hacia el Norte. Así, la migración se trasforma en un constante ciclo vicioso y que favorece el incremento de las deudas  en las familias.
  1. En el caso de la propuesta de “Directiva Retorno” que se debate en la Unión Europea, consideramos que tal iniciativa es excesivamente restrictiva y no ofrece garantías suficientes para el respeto de los Derechos Humanos de los migrantes, puesto que se establecen procedimientos como la posibilidad de ser detenidos incluso hasta 18 meses en centros de internamiento para extranjeros (sin haber cometido ningún delito judicial.

            Los principales puntos de tal normativa son los siguientes:

    1. Retorno: Una vez “descubiertos” los inmigrantes en su clandestinidad, se les fijará un plazo entre 7 y 30 días para abandonar el país voluntariamente.
    1. Retención: Quienes sean detenidos por indocumentados, “no estarán” más de 6 meses en esas condiciones, sin embargo se prevé en la iniciativa, ampliar dicho plazo de retensión a 18 meses en casos excepcionales para quien no “coopere” o cuando haya problemas para obtener la documentación de países terceros. En este punto, consideramos que se le da un matiz antiterrorista a la medida, porque los migrantes serán objeto de interrogatorios, investigados  como si fuesen terroristas. 
    1. Prohibición de Regreso: Los migrantes que sean expulsados sufrirán una prohibición de hasta 5 años de duración para entrar legalmente a territorio de la Unión Europea.
    1. Excepciones: Se permite otorgar permisos de residencia a los inmigrantes irregulares por motivos humanitarios. En este sentido, consideramos que la pobreza, la inseguridad, las guerras, son motivos humanitarios por los cuales se les debe otorgar estatus de residentes a los inmigrantes.   

     Ante tal panorama migratorio y situaciones afrontadas por nuestros connacionales y migrantes de la Región Centroamericana, hacemos un llamado a la reflexión a las naciones miembros de la Unión Europea, a los Estados Unidos

de América y Estados Unidos Mexicanos, a que actúen solidariamente sin perjuicio de los migrantes que motivados por razones extremas (pobreza, desempleo, inseguridad, desastres naturales, guerra, entre otras) han salido de sus propias naciones para sobrevivir y salvaguardar su integridad física.

EXHORTAMOS:

  1. A los migrantes, que sean fuertes ante tales embates y que permanezcan en unión y solidaridad para luchar ante tales adversidades. Tienen nuestro apoyo y solidaridad. Están presentes en nuestras oraciones.
  1. Al gobierno de Guatemala, para que ante tales situaciones, reaccione con posturas y políticas verdaderas de atención inmediata a los deportados.
  1. Al Parlecen, a la Comunidad Centroamericana, al Sistema de Integración Centroamericana –SICA-, que adopten posturas comunes y enérgicas ante las disposiciones de la Comunidad Europea, para que juntos  y en atención a los intereses  comunes puedan incidir y llamar a la reflexión como bloque a la Unión Europea, sobre tales actitudes contra los migrantes (como lo han hecho los países miembros del MERCOSUR).

     En estos momentos tan difíciles para los migrantes y sus familiares pedimos a Dios, que ilumine las mentes y corazones de los gobernantes que han tomado posturas insolidarias para que brinden un trato humano y digno a  los migrantes. Que la intercesión de María, nuestra Madre, nos conceda fuerza y valentía para actuar siempre llenos esperanza con los migrantes.  
 
Guatemala de la Asunción, Julio 03 de 2008.

 

Mons. Álvaro Ramazzini Imeri.
Obispo de San Marcos
Presidente de la Pastoral de Movilidad Humana
Conferencia Episcopal de Guatemala

 

HASTA EL 27 DE JUNIO DEL PRESENTE AÑO 12,429 GUATEMALTECOS HAN

 SIDO DEPORTADOS DE ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA.

 

            Desde enero hasta el 27 de Junio, han arribado en las instalaciones del aeropuerto internacional La Aurora y de la Fuerza Aérea, unos 150 vuelos con deportados de varios estados de Estados Unidos de América. Un promedio de 6.5 vuelos por semana cargados de deportados.
 
            Los 12.429 guatemaltecos que han sido deportados este año representan el 53.89 por ciento de los 23,062 que fueron repatriados durante todo el 2007 al país.

            En el 2006 fueron deportados 18.305 inmigrantes guatemaltecos.

            No obstante, a pesar del incremento de las deportaciones, el envío de remesas familiares se mantiene, y en los primeros cinco meses de 2008 se enviaron unos 1,756.58 millones de dólares, superior en un 8.88 por ciento al mismo periodo del año pasado. Durante el 2007 las remesas alcanzaron un récord de 4.128,40 millones de dólares y en 2006 fueron 3,609.81 millones de dólares.

 

Guatemala, 03 de Julio de 2008.

 

PARA EL MIGRANTE, PATRIA ES EL MUNDO

El Beato Juan Bautista Scalabrini – Padre de los Migrantes y fundador de los Misioneros de San Carlos Scalabrinianos – hace más de cien años decía: “Para el migrante la Patria es la tierra  que le da la posibilidad de  subsistir, de trabajar y vivir” También afirmaba: “La migración hace que el ser humano tenga como patria el mundo.”

Desde la perspectiva patria-mundo, existen naciones que concentran toda la riqueza del mundo e invaden el mundo con sus mercados, estas naciones no pueden impedir la migración de personas  en su territorio, bajo ningún pretexto. Los pueblos  emigran, con derecho y con razón, ahí  en donde se encuentra la prosperidad. Si las compañías transnacionales invaden al tercer mundo, entonces el tercer mundo tiene derecho a emigrar a los países donde nacen las transnacionales y desde  donde se explota a los más pobres.

Si el mundo globalizado acepta la movilidad del capital, ¿por qué no se acepta la movilidad de la fuerza de trabajo? El capital se mueve donde puede asegurar su ganancia y cuanto más mejor para él. En este orden de ideas, ¿por qué los trabajadores no pueden migrar hacia donde puedan asegurar su trabajo con un salario más justo y digno?

El migrante siempre opta por la vida, aunque sea más allá de sus fronteras. Un joven migrante decía: “Yo tenia dos alternativas: o delinquir para sobrevivir o migrar. Elegí emigrar, pues rechazo la violencia. Opto por la vida.”

Por lo tanto, si el Norte rico invade el Sur con su capital, para llevarse más y más ganancias, el Sur “empobrecido” con todo el derecho y razón migra hacia el Norte con su fuerza y trabajo y, así asegurar una ayuda para las familias que quedaron en el país de origen. Esta seria la verdadera ley de la reciprocidad y compensación entre las naciones, si existiera la verdadera solidaridad globalizada.

Pbro. Mauro Verzeletti, cs
Secretario Ajunto de la Pastoral de Movilidad Humana -CEG

_____________________________________________________________________________

Local news Guatemala (<-Noticias de guatemala) 

Con la llegada de los Misioneros de San Carlos – Scalabrinianos a Guatemala se empieza a brindar el servicio social de asistencia a los migrantes, sector de la población altamente marginado por la sociedad.

    En 1993 y bajo la responsabilidad de los Scalabrinianos se crea el Centro Arqui-diocesano de Atención al Migrante (CAM) en la ciudad capital. Su objetivo es ofrecer atención pastoral y humanitaria a la población migrante interna y externa.

    En 1999, por petición de la Conferencia Episcopal de Guatemala y en su nombre a través de Mons. Álvaro Ramazzini Imeri Presidente Nacional de la Pastoral de Movilidad Humana, los Misioneros Scalabrinianos asumen la dirección de la Casa del Migrante de la ciudad capital.Desde la creación de las Casas del Migrante en Guatemala y por el trabajo de concientización social realizado, se ha logrado poner en marcha una pastoral integrada para la atención a los migrantes. La población beneficiada son los deportados, refugiados, desplazados internos, retornados, migrantes y otros.

REALIDAD MIGRATORIA

Guatemala es el “corredor” centroamericano hacia México y Estados Unidos. Es la razón por la que se señala a Guatemala como un país de tránsito, origen y destino de migrantes.
Muchas personas se encuentran desesperadas por la situación que viven tanto en sus hogares como en el ámbito socio-político. Por eso, emprenden la aventura en búsqueda de trabajo que le de mayor estabilidad a su familia. La mayoría se enfrentan a un sinnúmero de riesgos durante el largo trayecto.

IGLESIA Y PASTORAL MIGRATORIA

En Guatemala los Misioneros Scalabrinianos desarrollamos un acompañamiento eclesial, pastoral, ministerial y vocacional en comunión con la iglesia local. Muchos son los deportados o migrantes que se hospedan en nuestro hogar, quienes enriquecen nuestra labor con su presencia y la ennoblecen con la veracidad de sus dolorosas historias. La primero misión específica está con la Pastoral de Movilidad Humana, a una comisión de la Conferencia Episcopal Guatemalteca. Consiente del alto flujo migratorio, la Iglesia Guatemalteca ofrece atención pastoral a la población migrante. En la ciudad capital existen dos espacios donde desarrollamos esa misión. Uno es el Centro Arquidiocesano de Atención al Migrante-CAM-, sede de apoyo solidario con quienes transitan por territorio nacional. El CAM cuenta con un banco muy rico en publicaciones y videos. Existen, además, nexos con otras instituciones que le permiten desarrollar una labor amplia.

La casa ofrece un espacio de hospitalidad y tranquilidad, respetando el drama personal como forma de mitigar el sufrimiento causado por la migración forzada. Los esfuerzos por aliviar el dolor humano de miles de migrantes son constantes. Sin embargo, en ocasiones el esfuerzo parece infructuoso dada la situación social compleja que vivimos y las grandes necesidades.

NUESTRA LABOR EN EL ULTIMO AÑO PUEDE SER RESUMIDA ASI:

  • Asistencia humanitaria y espiritual
  • Asesoría en materia de derechos humanos
  • Asistencia médica y psicológica: Esta labor se realiza en coordinación con la Conferencia de Iglesias Evangélicas de Guatemala CIEDEG por medio del apoyo profesional de una Doctora y una Psicóloga del Presbiterio Kaqchiquel.
  • Asistencia en cuanto a trámites de documentación personal y laboral
  • Actividades de sensibilización.

¿CÓMO PUEDES COLABORAR CON TUS HERMANAS Y HERMANOS MIGRANTES?

  • -Apoyando el trabajo que se realiza en las Casas del Migrante.

  • -Haciendo donaciones de ropa, zapatos, medicina u objetos de aseo personal.

  • -Aportando económicamente, según tus posibilidades.

  • -Vinculándote a la pastoral migratoria para promover educación y sensibilidad sobre el fenómeno de la movilidad humana.

  • -Motivando desde tu comunidad, parroquia o institución una conciencia crítica a través de incentivos concretos en favor de la persona migrante.

COMUNICADO DE PRENSA

VÍA CRUCIS DEL MIGRANTE

 

Comunicado de la Conferencia Episcopal de Guatemala
ante las amenazas de muerte a
Monseñor Álvaro Leonel Ramazzini Imeri

“En el mundo tendréis tribulación, pero ánimo, Yo he vencido al mundo”  (Jn 16,33)

 

1.  El 31 de marzo del 2008, nuestro hermano Monseñor Álvaro Leonel Ramazzini Imeri, recibió amenazas de muerte en San Marcos.  No sabemos de dónde vienen las amenazas, pero sí pensamos que están en relación con la labor pastoral a favor de los pobres y excluidos que Monseñor Ramazzini está llevando a cabo en su Diócesis.

2.  Estamos seguros que esta acción cobarde proviene de los que quieren ocultar, bajo el manto de la impunidad, toda una estructura de injusticia, exclusión y muerte en nuestro país.  Así actuaron con Monseñor Gerardi, a quien en estos días recordamos en el décimo aniversario de su asesinato.  De esta manera pretenden continuar actuando con los que trabajan por una Guatemala distinta, justa y solidaria.

3.  Nosotros, los Obispos de Guatemala:

  1. Queremos manifestar públicamente nuestra solidaridad con Monseñor Ramazzini, los agentes de pastoral y fieles de la hermana Diócesis de San Marcos.
  2. Hacemos un llamamiento a las autoridades competentes pidiendo que se lleve a cabo una investigación inmediata y exhaustiva sobre este incidente y que se tomen medidas inmediatas para garantizar a Monseñor Ramazzini la seguridad necesaria.
  3. Instamos a todos los fieles católicos y a las personas de buena voluntad a que se unan en solidaridad y oración con nuestro hermano Obispo en este momento de prueba.

 

4.  El Espíritu de Pentecostés, que impulsó el testimonio de los cristianos al comienzo de la Iglesia, nos dé valor y fuerza para continuar hoy la misión de Jesús y unidos sigamos anunciando el Evangelio del amor y de la vida.

Guatemala de la Asunción, 18 de abril del 2008

X Pablo Vizcaíno Prado

X Gonzalo de Villa y Vásquez

Obispo de Suchitepéquez – Retalhuleu
Presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala

Obispo de Sololá – Chimaltenango
Secretario General de la Conferencia Episcopal de Guatemala

 

 

“ LA CRUZ DEL MIGRANTE, FUENTE DE ESPERANZA”

“Levántate, toma el niño y a su madre, huye a Egipto. Quédate allí hasta que yo te avise,

porque Herodes buscará al niño para matarlo.” Mateo 2,13.

 

      La Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala, sensible al drama de la migración, comparte los dolores y alegrías de nuestros hermanos y hermanas migrantes, que son forzados a migrar a causa de un orden económico injusto. Asimismo, sufren los efectos de las deportaciones masivas  por las políticas represivas implementadas por los Estados. La celebración del Vía Crucis es el camino de todos los seres humanos, un itinerario en donde el dolor, el sufrimiento y la muerte sí existen y son reales, pero se transforman en la resurrección de Jesús, que nos dona la esperanza de una vida nueva. En los países de origen, tránsito y destino, el sufrimiento y la muerte se materializan especialmente por las restrictivas leyes migratorias, “se ha convertido, a veces, en una justificación ideológica de algunas actitudes y modos de obrar en el campo social y político, que causan la marginación de los más débiles. De hecho, los pobres son cada vez más numerosos, víctimas de determinadas políticas y de estructuras frecuentemente injustas” ( La Iglesia en América 56). En ese contexto,  “la resurrección de Jesús es la invitación más poderosa a globalizar la solidaridad” (Iglesia en América 55) y reconstruir la esperanza en “cielos nuevos y nueva tierra, en un mundo en donde reine la justicia” (2Pedro 3,13).

 

     Animamos a los migrantes a reconocerse ellos mismos como denuncias vivas de las desigualdades de una globalización excluyente y profetas que proponen la justicia social para un mundo nuevo. Su sola presencia es una llamada a la conversión, un estimulo para el cambio. Instamos a las autoridades de los Estados a escuchar la voz de quienes sufren la desintegración familiar por las excesivas deportaciones masivas y  a reconocer en la persona del migrante, el derecho a la “ciudadanía universal”, por el simple y fundamental hecho de ser miembro de la familia humana, partícipe de la sociedad mundial, con derecho a ocupar un espacio digno y  contribuir con su presencia y trabajo al bien común. Exigimos el cese inmediato de las deportaciones masivas desde Estados Unidos y México.

Instamos a las sociedades receptoras, principalmente a los políticos, como a los migrantes que llegan a ellas, a derribar las barreras de los prejuicios y discriminación, a recibirse mutuamente como dones de Dios, y acogerse en un intercambio cultural respetuoso y enriquecedor. Estamos llamados a una convivencia armónica entre pueblos y culturas. Instamos a una nueva conciencia ética en la política migratoria, frente a los sistemas políticos migratorios basados en la corrupción, el clientelismo y que  siempre aseguraron  al país del Norte la  certeza de la impunidad en materia de derechos humanos sobre las migraciones.

Nos anima el ejemplo de Jesús que experimentó la migración y que desde su encarnación en un pueblo y cultura concreta, vivió en su práctica, los valores del Reino, traspasando todas las fronteras y derribando muros del odio y del racismo, con su muerte en la cruz y con su resurrección, hizo de muchos un solo pueblo.  El itinerario de vida de Jesús y la vía del dolor hacia la cruz, es un camino que se sigue repitiendo hoy en miles de personas del mundo entero. Jesús está caminando hoy con los marginados, los últimos de la historia y con los migrantes, que son los más vulnerables. El se hace vida en el sufrimiento y en el calvario de miles de personas que caminan con sueños e ilusiones de buscar una vida mejor. El ilumina a los que luchan a favor de la vida, de los derechos humanos y la dignidad de todos los seres humanos.  Asimismo, El nos invita a luchar para construir el Reino de paz, amor, justicia y libertad con una verdadera expresión de espiritualidad solidaria que nace de la cruz. Estamos seguros que, por su importancia, la movilidad humana y el fortalecimiento de sus agentes de pastoral para realizar la concreta solicitud que la Iglesia pide en su Magisterio, y en su dinamismo de atender pastoralmente a los migrantes, estaremos proporcionando el bienestar y la solidaridad de todos los habitantes del planeta.

 

     Que el resucitado, por intercesión de María al pie de la cruz, acompañe a todos los migrantes en la búsqueda de nuevas oportunidades para ellos y sus familiares.

 

Mons. Rodolfo Bobadilla Mata

Obispo de Huehuetenango

Presidente de la Pastoral de Movilidad Humana

Conferencia Episcopal de Guatemala

 

Guatemala de la Asunción , 23 de marzo de 2007.

 

 

“PARA EL MIGRANTE, LA PATRIA ES LA TIERRA QUE LE DA EL PAN”

 

Casa del Migrante en Guatemala
15 Ave. 1-94 "A" Zona 1
Guatemala, GUATEMALA
(502) 2230 2781
camcs@itelgua.com

 
 

PASTORAL DE LA MOVILIDAD HUMANA
km 15 Calzada Roosevelt
Zona 3 de Mixco Ciudad Guatemala 01901
Tel/Fax:(502) 243-25-654
movhuceg@quetzal.net

Secretario Adjunto: P. Mauro Verzaletti C.S.

Guatemala una nación sin oportunidades para vivir

Ciudad Guatemala. Diario El País, España. | Marzo 27, 2008

La inmigración ilegal es uno de los negocios más rentables en Guatemala. La indiferencia, la incapacidad o la abierta complicidad de las autoridades han convertido al país centroamericano, transcurridos doce años de los acuerdos de paz, en una nación que no puede ofrecer a sus habitantes las oportunidades necesarias para vivir con un mínimo de dignidad. Esta circunstancia hace que poblaciones enteras, particularmente de los sectores rurales, busquen en EE UU esas fuentes de trabajo. Y, ante las dificultades casi insalvables de obtener un visado decidan, literalmente, jugarse la vida en manos de las bandas de coyotes (traficantes), quienes, por una cantidad que oscila entre los 3 mil y los 4 mil euros, ofrecen a los jóvenes llevarlos a EE UU a través de México para alcanzar el sueño americano, donde tienen contactos que les proporcionarán el ansiado trabajo.

El hambre ancestral aprieta y no se ve la luz al final del túnel. Venden o empeñan sus escasas propiedades para iniciar una aventura que, en la mayoría de los casos, termina con la repatriación cuando no con la muerte por insolación y sed en el desierto, donde los coyotes los abandonan a su suerte, no sin antes robarles cuanto objeto de valor puedan llevar consigo. En el caso de las mujeres, las someten a toda clase de vejaciones, que van desde violaciones hasta su venta en prostíbulos de la zona fronteriza entre EE UU y México.


Cuando regresan a Guatemala repatriados vuelven humillados y con deudas impagables hasta el extremo de que intentan de nuevo la travesía las veces que haga falta. Un drama humano que encuentra poco reflejo en los medios de comunicación y ninguno a nivel gubernamental. No hay estadísticas. La naturaleza clandestina del tráfico de personas favorece esas tinieblas. Se estima, eso sí, que entre 80 y 100 guatemaltecos intentan diariamente aspirar al sueño americano. Nada más adentrarse en territorio mexicano, e incluso antes de abordar el tren de la muerte, empieza el calvario. Los testimonios de abusos cometidos por la propia policía son estremecedores. Pero muchos logran llegar. Según cálculos de la Embajada de Estados Unidos, alrededor de 1,2 millones de guatemaltecos residen y trabajan en el país del norte. La mayoría de ellos, al margen de las leyes migratorias. Viven en condiciones infrahumanas, en pensiones de mala muerte o hacinados en casas alquiladas y realizando los trabajos que nadie quiere hacer, en jornadas de más de 10 horas diarias. Pero esa economía de subsistencia les permite enviar dinero a sus familias, hasta el punto de que las remesas se han convertido en la primera fuente de ingreso de divisas para el país.


De acuerdo con estadísticas del Banco de Guatemala, el año pasado la cifra ascendió a 4.100 millones de dólares. La crisis económica que se vive en EE UU, junto al endurecimiento de la política migratoria de Washington, deja entrever negros nubarrones en el horizonte. A lo largo de 2007, el número de deportados superó los 23.000. Entre el 1 de enero y el 24 de marzo de este año, los expulsados sumaban ya 4.528, cifra que se incrementa a diario con vuelos procedentes de diferentes ciudades estadounidenses. A pesar de lo anterior, el Estado guatemalteco se ha mostrado incapaz de establecer una política de protección a estos trabajadores. Así lo enfatizó el Defensor del Pueblo, Sergio Morales, al enviado especial de la ONU en materia de protección de los derechos humanos de los emigrantes, Jorge Bustamante, quien, a invitación del Gobierno, finaliza hoy una visita oficial de cinco días.


"Guatemala no tiene una política de emigración", dijo Morales a la prensa tras entrevistarse el pasado lunes con el funcionario internacional. "Aunque ya se creó la Comisión Nacional del Migrante, no hay un marco legal que contenga mecanismos de protección tanto para los guatemaltecos como para aquellos que se encuentran aquí ya sea en busca de llegar a Estados Unidos, o de vuelta a sus naciones de origen tras su deportación". Morales criticó el silencio oficial con respecto a los riesgos de emprender el viaje en determinadas épocas del año, extremo que permite que muchos mueran en el desierto al intentar cruzarlo entre los meses de marzo y agosto, los más calurosos.


También se pronunció en contra de que los consulados guatemaltecos en diferentes ciudades estadounidenses no ofrezcan ningún apoyo a los connacionales y el abandono total que encuentran al llegar a Guatemala. "La falta de información llega hasta tal extremo que incide en casos dramáticos, como un aumento en contagios de sida que, con 120.000 infectados, nos coloca en el cuarto lugar de América Latina". El Defensor del Pueblo espera que el informe que Bustamante presentará en Ginebra sea lo suficientemente explícito para despertar la conciencia internacional. "Necesitamos que se haga pública la grave realidad por la que este sector de la población atraviesa", dijo Morales. Y añadió: "es necesario sensibilizar a nuestras autoridades en la urgencia de la puesta en práctica de una política integral de protección a los migrantes".